Inicio / Saber más / Gas natural

Gas natural

Como su propio nombre indica, es un hidrocarburo gaseoso presente de forma natural en yacimientos subterráneos- El gas natural es incoloro e inodoro y su principal componente es el metano (en, aproximadamente, un 90%).

Emite menos dióxido de carbono en su combustión que otros hidrocarburos fósiles.

El gas natural emite menos dióxido de carbono en su combustión que otros combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y sus derivados, por lo que se considera un combustible de transición hacia un futuro descarbonizado.

El gas natural es versátil por sus muchas aplicaciones dirigidas a mejorar la calidad de vida, tanto en los hogares como en la industria.

Se emplea, por ejemplo, para la calefacción, la refrigeración o la generación eléctrica, así como para la producción de hidrógeno, vector energético llamado a satisfacer en un futuro las necesidades energéticas de sectores difíciles de abatir y que, por sus requerimientos energéticos específicos, no se pueden electrificar.

El principal componente del gas natural es el metano, aproximadamente en un 90%.

La estructura molecular del metano (un átomo de carbono por cuatro de hidrógeno) hace que en su combustión emita menos cantidad de dióxido de carbono que cualquier otro combustible fósil. Concretamente, genera entre el 45% y un 70% menos de CO₂. Por otro lado, no contiene azufre ni hidrocarburos pesados, lo que le confiere notables ventajas para la preservación del medioambiente.

Hoja grande co2

El gas natural se encuentra en el subsuelo y procede de la descomposición de materia orgánica atrapada entre estratos rocosos. 

Las reservas mundiales de gas natural son abundantes. El volumen actual (2023) se estima en unos 187 billones de metros cúbicos (según: OECD/IEA), suficientes para abastecer al mundo durante más de 65 años.

Por otra parte, a medida que aumentan las prospecciones y avanza la tecnología, se descubren más yacimientos (Turkmenistán, 52bcm en 2022), lo que convierte al gas natural en una fuente de energía dominante.

Las principales reservas de gas natural en el mundo se encuentran en Oriente Próximo y Europa Oriental, principalmente Rusia, pero también hay cantidades importantes en otras zonas.

Históricamente, el principal país suministrador de España ha sido Argelia, sin embargo, en los últimos años otros proveedores como EE.UU. o Rusia han pasado a ser suministradores de referencia para el mercado español. 

Otros proveedores son Noruega, Egipto, Qatar y Trinidad & Tobago. Sólo el 1% del gas natural que se consume en España es de origen nacional.

El auge del gas natural comenzó en la segunda mitad del siglo XX para convertirse en la energía clave del siglo XXI. A las ventajas en su composición se suman un alto rendimiento y una amplia gama de usos, tanto domésticos como comerciales e industriales.

  • Sector doméstico: Cocina, agua caliente y calefacción.
  • Sector industrial: Cogeneración, producción de vapor, calentamiento de hornos, fundición, secado y calentamiento.
  • Generación eléctrica: Centrales de ciclo combinado.
  • Producción de hidrógeno: para las industrias de refino de petróleo y de fabricación de fertilizantes.
El consumo de gas se mide en metros cúbicos, aunque, con el fin de equipararlo con el consumo eléctrico, se expresa su equivalencia en kilovatios hora (kWh). Los kWh se calculan multiplicando los metros cúbicos consumidos por una cifra llamada coeficiente de conversión:
 
Energía en kWh = [Consumo en m³] x [coeficiente de conversión] x [figura de condición] 
 

Siendo: 

  • Consumo en m³: cantidad de gas natural expresada en volumen.
  • Coeficiente de conversión: representa el poder calorífico del gas, siendo 11,6 kWh/m³ por convenio.
  • Figura de condición: factor relativo a condiciones ambientales.

La capacidad de transporte del gasoducto MEDGAZ es de 10,16bcm/año, siendo 1 bcm = 1.000 millones (1 billón de metros cúbicos).

Consumo

La demanda mundial de gas natural se está viendo impulsada, sobre todo, por el incremento de su utilización para la producción de energía eléctrica.

Tras el aumento del 4,8 % en 2021, el consumo de gas disminuyó un 1,4 % en 2022, su primer descenso desde 2009, debido a una menor demanda en la UE, Rusia, Brasil y China.

En Europa, el consumo de gas cayó un 12% , debido al temor a posibles interrupciones del suministro tras la invasión rusa de Ucrania.

Producción

Tras su repunte de 2021 (+4,3%), la producción mundial de gas se mantuvo estable en 2022, en un contexto de menor demanda de gas y ante la compensación de la caída de la producción de Rusia por el aumento de la producción en Norteamérica, Oriente Medio, China y Australia.

Enlaces de interés: CNE.ES / BP.COM / SEDIGAS.ES / ENERDATA.ES

Consumo

 

Durante el siglo XXI la demanda europea de gas natural se ha mantenido estable por encima de los 500bcm anuales. En la Unión Europea cada vez se utiliza más este hidrocarburo para la generación eléctrica. En concreto, actualmente ocupa una cuota del 31% entre las energías utilizadas para producir electricidad y calefacción.

Como consecuencia de la guerra en Ucrania, la Unión Europea (UE) lanzó el Plan REPowerEU para poner fin a la dependencia de la UE con respecto a los combustibles fósiles rusos, estableciendo un objetivo de 10 millones de toneladas de producción nacional de hidrógeno renovable y otras 10 millones de toneladas importadas para 2030. 

Fuente: www.consilium.europa.eu, 2022

Producción y suministro

 

Desde la guerra de Ucrania (desde 2022), el panorama del gas importado en Europa ha cambiado. Actualmente Estados Unidos es el mayor proveedor (29,6%), por delante de Rusia (24,4%) y Argelia (21,6%).

MEDGAZ fue calificado por la Comisión Europea como “Proyecto de interés común dentro de las redes trasneuropeas del sector de la energía”.

Fuente: La Razón, 2022

Enlaces de interés: CNE.ES / BP.COM / SEDIGAS.SE

Consumo

La demanda española de gas natural está experimentando un fuerte incremento sostenido. En 2021 el consumo de este hidrocarburo creció un 5,4% con respecto al año anterior. Dicho aumento se debió al uso del gas natural para generación eléctrica, como parte de la apuesta por energías más limpias. Desde primeros de siglo, el gas naturalm se consolidó como la segunda energía primaria más demandada en España.

Fuente: Eurostat

Producción y Suministro

España apenas cuenta con reservas de gas natural, con lo que prácticamente depende de las importaciones.

El principal país suministrador es Argelia.

Otros países que suministran gas a España son EE.UU., Rusia o Nigeria.

Enlaces de interés: CNE.ES / BP.COM / SEDIGAS.SE

Scroll al inicio